Elige tus Frases

Frases remitidas por nuestros lectores

"La casa de Tócame Roque"

Con la castiza frase "la casa de Tócame Roque" designamos aquella vivienda, lugar o situación en la que reina la confusión y el desorden, con frecuentes riñas, pendencias y alborotos.

Nuevamente esta expresión se basa en hechos y situaciones reales, pues la "casa de Tócame Roque" existió, y se hallaba en la madrileña calle del Barquillo, a la altura del número 27 nuevo. Fue demolida en el año 1850, y era una casa de vecindad fea e insalubre, como muchas de las que existían entonces en las grandes ciudades. Habitada por más de 80 inquilinos, su propietario era el conde de Polentinos.

Esta casa, que fue inmortalizada por Ramón de la Cruz en su sainete "La Petra y la Juana", ya era famosa por las peleas, escándalos y desórdenes que en ella se organizaban. Cuando el casero comunicó a los vecinos que el inmueble iba a ser derribado debido a su estado ruinoso, le amenazaron con matarle y el desalojo hubo de posponerse varias veces, hasta que al final pudo hacerse gracias a la contundente represión policial, todo ello en medio de graves altercados y enfrentamientos.

Según Fernández de los Ríos en su "Guía de Madrid", la casa tomó su nombre popular de dos hermanos llamados Juan y Roque que en ella vivían y contínuamente disputaban a grandes voces diciendo: "Tócame a mí, tócame, Roque".

Todavía hoy una placa colocada en la fachada del nuevo edificio que sustituyó al derribado recuerda a los paseantes la curiosa historia de esta vieja casa de vecinos.